Liberando el Estigma

Vivo y trabajo en una comunidad densamente poblada. La mayoría de las personas que viven en mi comunidad son de origen o ascendencia latina. Todos los latinos o de ascendencia latina han escuchado al menos hablar de diferentes prácticas espirituales, incluyendo lo que considerarían las artes oscuras o la brujería. En mi camino espiritual personal, me he encontrado con las muchas formas de prejuicios infligidos a los practicantes espirituales. A veces esos prejuicios han sido infligidos por los practicantes porque temen el juicio y el ridículo, y por eso se esconden en las sombras y conducen sus prácticas en secreto.


Me gustaría arrojar algo de luz sobre este tema para disipar algunas de estas creencias mal concebidas, perjudiciales e ignorantes para las personas que no están en un camino espiritual o para las personas que se aferran a sus religiones y dogmas y no entienden lo que es tener una práctica espiritual. Como soy practicante de Reiki y mi trabajo se concentra en trabajar con energía, verán que hablo bastante sobre vibración, energía y resonancia. Reiki es una técnica de curación en la que el profesional que realiza la sesión explora el cuerpo en busca de cambios en la energía de la fuerza vital del cuerpo. También incluye técnicas para volver a equilibrar los centros de energía del cuerpo. Los centros de energía o chakras pueden desequilibrarse cuando una persona está estresada, enferma o ha sufrido algún tipo de evento de la vida que resulta ser emocionalmente traumático, como la pérdida de un ser querido.


Primero, me gustaría aclarar que la espiritualidad no es brujería. Este es un supuesto que escucho muy a menudo de personas que son, sin ninguna culpa suya, ignorantes o mal informadas sobre la espiritualidad. La espiritualidad es la práctica de ir dentro de tu propia psiquis para encontrar qué es lo que tu alma realmente desea lograr en esta existencia. La espiritualidad es encontrar al Dios interior, la chispa divina que todos poseemos y que nos dio el Creador. Las personas que buscan una vida espiritual están trabajando para lograr el propósito de su alma en esta vida. Y así, una persona espiritual buscará diferentes prácticas para lograr el propósito de su alma.


La espiritualidad no tiene nada que ver con la religión, sino todo que ver con las creencias personales. Por ejemplo, si una persona cree que ha recibido un llamado de Dios para convertirse en monje y vivir una vida de soledad y adoración porque eso es lo que el alma requiere para sentirse satisfecha, ¿en qué se diferencia esa espiritualidad de una persona como yo? cuya alma es crear una práctica para el propósito de facilitar la curación energética para los demas. Hacer este tipo de trabajo hace que mi alma se sienta satisfecha y resuelta. Estoy ayudando a aquellos que buscan vivir una vida más pacífica mediante el uso de las técnicas de curación que he sido certificada para practicar.


La belleza de una práctica espiritual es que eres libre de practicar o adorar de la manera que mejor te convenga. Cualquier cosa que "resuene" con usted es la forma en que debe desarrollar su práctica espiritual. La palabra resonancia es fácil de explicar a los religiosos. En términos energéticos, cuando algo resuena en ti, ya sea una canción o un aroma o incluso en algunas de las cosas que lees, cuando sientes una buena sensación interior o descubres que te sientes atraído instintivamente o estás de acuerdo con ellas, eso es resonante. Este buen sentimiento es la vibración de la energía producida por esa canción, olor o libro que coincide con su propia vibración física, mental y emocional.


Si bien mi formación es religiosa, he desarrollado una práctica espiritual personal que incluye meditación, yoga, Reiki, terapia de sonido, aceites esenciales y piedras semi-preciosas. Cada práctica es separada y distinta, pero también pueden incorporarse todas en una sesión espiritual. Acostumbro apartar un día de la semana donde puedo practicar todas estas modalidades espirituales para llenar mi copa espiritual y ayudarme a estar más conectada con la fuente divina o el Creador. Todavía creo en un Dios y también creo en Jesús Cristo, pero también creo en todos los profetas y líderes espirituales porque todos predicaron los mismos principios: amor, paz y aceptación.


El estigma de la brujería que rodea una práctica espiritual en una comunidad predominantemente católica y cristiana es lo que ha creado una creencia limitante en mí misma que me ha hecho creer que sería difícil llegar a aquellos que necesitan mi ayuda dentro de mi comunidad. Mi práctica honra y respeta todas las creencias cuando me encuentro con cada uno de ustedes donde se encuentran en la vida. Sé que hay personas en el sur de la Florida que beneficiarían de mi experiencia en la curación de energía, pero aún más importante, sé que hay personas en esta comunidad que también se beneficiarían de mis experiencias al despejar y liberar sentimientos de pérdida emocional y dolor.


Estoy liberando el estigma de la brujería que ha creado una creencia limitante en mí, y que me ha impedido encontrar a aquellos que se conectarán conmigo en el mismo nivel energético, sin importar cuál sea su fe o creencias religiosas. Estoy liberando el estigma que existe en mi propia mente acerca de las personas que comparan Reiki con la brujería simplemente porque no entienden la diferencia entre la magia y los campos energéticos del cuerpo que han sido comprobado científicamente.


Manténgase atento a una sesión de preguntas y respuestas de Facebook que espero ayude a eliminar estas suposiciones o ideas incorrectas.

6 views

© 2018 by Loving Light Reiki, Inc.